Siempre me gusta volver

Con tanto viaje he tenido muy descuidados los planes de por aquí, por eso hoy (y sin que sirva de precedente) voy a actualizar doblemente por ella.

El like of the week  va para mi yo de 2007 y para Madrid, no la bonita y barata, para Madrid enterita.

Ciudad pequeña que se me hizo inmensa, la que aprendí a conocer por debajo para subir hasta su cabeza. Me toma con sus brazos de suerte en cualquier estación del año y me desliza a pasos lentos por los susurros de sus meses; por terrazas de sol templado y árboles de tapas verdes, donde la cerveza convierte calor sofocante en sol que acaricia. Ciudad de ritmos de transbordo, donde los taxis son una especie traída de la selva, conducidos por exploradores de puño cerrado y lengua abierta.

Tiene los mejores cielos, los que no se pueden pintar; las mejores noches, de lugares para encontrarse. Subiendo San Bernardo no puedo evitar mirar nuestra buhardilla de balcón y mosaico y pensar que tiene alma y conciencia. Que desde arriba nos mira, esperando y pensando, deseando que nuestra voluntad consiga despertar y luchar con nuestra cabezonería, para llevarnos a un segundo piso con vistas al mar de nuestra Ciudad, y que una vez instalados, después de trescientas noches acompañando a la luna y contando lunares, despertemos y no volvamos a dormir, pensando que no importa bajar a la calle, nos espera Madrid con una copa llena de sí misma y dispuesta  a brindar. Con nosotros y por ella.

Anuncios

Un comentario sobre “Siempre me gusta volver

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s