Más de 100.000 muertes y 1 presidente que resiste

Also Published here

¿Puede una sola persona cambiar el destino de todo un país y el ambiente de las relaciones internacionales? La historia ofrece muchos casos que así lo confirman, y el del presidente sirio, puede considerarse uno de ellos. Las condiciones en las que Bashar al-Assad llegó al poder han influido en su estilo de gobierno y en su rechazo a abandonar la presidencia. Una serie decircunstancias que, unidas a su personalidad, han contribuido a llevar al país a un conflicto enquistado y una situación desesperada. Un carácter dubitativo, la inesperada muerte de su hermano, el legado político de su padre, su percepción sobre los intereses de occidente, o las altas expectativas generadas tras su llegada al poder, son algunos de los hechos en la vida del presidente que están influyendo en el camino del país. No es posible asegurar cuáles han afectado directamente las decisiones de Bashar al-Assad, pero su permanencia en el gobierno o el rechazo a admitir que el país está en guerra, es parte del resultado de una suma de circunstancias personales.

Aplicando el Nivel de Análisis Individual

Existen diversos niveles de análisis cuando se trata de analizar la política exterior de un país. Hay especialistas que prefieren analizarla desde el punto de vista de la posición que el país ocupa en el sistema internacional (el nivel internacional o sistémico); otros que estudian cómo el propio país implementa sus políticas en materia de política exterior y cuáles son los actores que intervienen (nivel estatal), y un tercer nivel se centra en el impacto de una personalidad en la política exterior de un país y en el sistema internacional al completo: el nivel de análisis individual.

De entre quienes se han centrado en el análisis de la influencia del presidente Bashar al-Assad en la política de su país y en el exterior, hay quienes lo interpretan de diferente manera. Su personalidaddubitativa y algo insegura, puede entenderse tanto como un factor clave en su posición intransigente ante cualquier acuerdo, o por el contrario, como la causa de que esté siendo utilizado como “títere” de otros personajes poderosos dentro de su propio gobierno.

De Médico en Europa a Presidente en Siria

Bashar al-Assad (Damasco, 1965) llevaba una vida apacible en Londres, donde se especializó en oftalmologíadespués de estudiar medicina en la Universidad de Damasco. Su vida cambió cuando su hermano mayor, Basel al-Assad, ingeniero y comandante de la Guardia Republicana Siria, falleció en enero de 1994 en un accidente de tráfico. Basel llevaba toda su vida preparándose para ocupar el lugar de su padre como presidente de Siria. Tras la repentina muerte del presidente Hafez en el año 2000, Bashar al-Assad fue nombrado candidato único por el Partido Baath Árabe Socialista para la presidencia, y elegido mediante referéndum el 10 de julio. Por entonces se requería una edad mínima de 40 para asumir la presidencia. Bashar solo tenía 34 años y llevaba apenas cinco preparándose para el manejo del país y la toma de poder. La vida de Bashar iba a cambiar para siempre, y con ella, el futuro de todo un país.

¿Cómo era el nuevo candidato a la presidencia?

La familia al-Assad pertenece a la minoría musulmana alauita, una de las ramas del chiísmo. Constituyen alrededor del 10% de la población siria y se caracterizan por una fuerte defensa y solidaridad entre sus miembros. La dinastía del presidente Hafez (padre de Bashar) llevaba en el poder desde 1971 bajo un gobierno hermético y astuto sustentado en un partido secular de corte socialista, y en las fuerzas de seguridad. Los medios de comunicación sirios empezaron a promocionar el perfil para la candidatura de Bashar como un joven de carácter sosegado y tímido, con influencias occidentales, afición por la música pop e interesado en las nuevas tecnologías. Estas características contrastaban con la figura autócrata y despiadada de su padre, y prometían influir en la futura política del país ayudando a su modernización. Los periodistas que trataron con Bashar durante aquellos años, coincidían en la capacidad de comunicación que ofrecía el nuevo candidato y en su talante cortés y educado.

Esperanza Frustrada

Cuando Bashar al-Assad asumió la presidencia de Siria en el año 2000, muchos observadores occidentales pensaron que el nuevo líder, influenciado quizás por su educación inglesa, tornaría las políticas del país hacia medidas más abiertas y democráticas. Las promesas públicas sobre lanueva dirección que Siria llevaría durante su mandato promoviendo reformas efectivas y los gestos de apertura hizo que los medios internacionales se contagiaran de un rápido optimismo sobre el nuevo mando del país, que se apresuraron en denominar “la primavera de Damasco”. Sin embargo, a partir de la fuerte presión internacional sobre su gobierno tras el asesinato del ex primer ministro libanés, Rafiq Hariri, en 2005, la política siria se tornó más reticente hacia la colaboración con el eje occidental, un giro que se ha mantenido durante los años de conflicto sirio.

¿Por qué cambió Bashar-al Assad?

Varios analistas opinan que la personalidad insegura, la experiencia (o inexperiencia) política, suspercepciones sobre los intereses de occidente en Siria, o la propia muerte de su hermano Basel, han marcado no sólo el futuro de Siria, sino de la región y del sistema internacional al completo. Hay incluso quienes han definido a Bashar al-Assad como un dirigente carente de ideología y capacidad de liderazgo. Estas acusaciones, unidas a una personalidad insegura, han podido llevar al presidente a generar un complejo de inferioridad con respecto a su hermano y a otros miembros de su actual gobierno con mayor determinación. Él sabía que no era elegido en primera instancia para suceder a su padre en el poder, lo que ha podido llevarle a querer demostrar a aquellos que no lo apoyaron, que está capacitado para gobernar y defender el país contra cualquier enemigo. La familia al-Assad llevaba durante varias décadas aferrada al poder. Un hecho que también puede haber influido en su resistencia a dejar el cargo. Para él, dadas las súbitas condiciones en las que tuvo que prepararse para sustituir a su hermano, renunciar a la presidencia podría entenderse como un fracasopersonal, fracaso al legado de su padre, casi más que político.

Siria Hoy: Bashar no se rinde

Han pasado más de 3 años y el presidente sirio continúa en el cargo. Desde el inicio conflicto en marzo de 2011, las Naciones Unidas han contabilizado al menos 100.000 muertes y el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos habla de más de 150.000. Ni la continua violencia, ni las muertes, ni los refugiados parecen intimidar a al-Assad ni a disuadirle de su intención de presentar de nuevo su candidatura a la presidencia. El conflicto está estancado, y ahora la comunidad internacional mira a Rusia mientras la violencia en Siria va en camino de convertirse en crónica, si no lo ha hecho ya.

El nivel de análisis individual nos ayuda a entender las complejidades del mundo partiendo del impacto que la personalidad, las experiencias vitales, las percepciones, deseos, y decisiones de un individuo tienen en las políticas internacionales. De acuerdo o no con las explicaciones que ofrece este nivel de análisis, considerar el impacto que la personalidad de los líderes políticos y su toma de decisiones puede tener sobre el funcionamiento de un mundo globalizado, ayuda a comprender mejor cómo funciona el escenario internacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s