Everyday sexism project

this article was first published here 

They occur everyday: when your mother is the one always cooking at home; when it seems that your ideas at the office have to be extremely outstanding in order the get approved before those of your male colleagues; when you have to think twice what clothes are you wearing if you are coming back home alone after midnight. When a woman talks about feeling uneasy when being catcalled; when some other calls out sexist language; when a girl feels guilty after an awkward comment without knowing why.

Countless cases that many women live and suffer every day, according to experts. They are there and they happen every day, even if sometimes we don’t recognize them.

But who are ‘them’? The word “micromachismos”, a term that the psychotherapist Luis Bonino coined in 1990, refers to those situations and behaviors of male domination in the daily life. “Those common behaviors that men use to express and define their alleged superiority, and their right to exercise control over women,” is how Bonino describes the concept of micromachismos on his report: Micromachismos: la violencia invisible en la pareja, and continues: “they have a powerful ally: the social order, which gives men automatically the monopoly of reason.”

The micromachismos surround us everyday life, and part of their problem, is that we accept them normally within the Western society, costumes and values. There is where the -micro- part comes from: it doesn’t refer to small or meaningless practices, but refers to an ongoing pattern of being and socializing with the others; daily behaviors of exclusion that are invisible to society because they seem natural and unchangeable. The French philosopher Pierre Bourdieu referred to this soft violence as a phenomenon that emerged after the conquests of women in the twentieth century.

Inconvenient and awkward compliments, some uses of language, ideal love stereotypes, or whiskey systematically for him and coke light for her. Micromachismos are often accused to be exaggerated reactions of a bunch of angry feminist. But they are not, they are not isolated reactions or unfortunate events. They are socially patterns of behavior that have been constructed and progressively evolved on the basis of the patriarchal Western culture. Culture does not make people, is people who make culture.

That is the evidence that behavior can be changed, that mental processes are not naturally out there to be learnt and perpetrated by people. The individuals within the society make them happen by behaving according to the social norm.

Changing these norms is a matter of social and political willing, changing laws and implementing legal measures are remedies to solve an ongoing problem. But those measures shouldn’t be the final solution; the solution is within the social structure; within the different members and stakeholders that basically shapes society. It is fundamental that individuals not only start pointing at them, but start changing progressively behaviour patterns. How?

Again, with E-D-U-C-A-T-I-O-N. Boys pay the bill and show their braveness in front of their friends. Girls tend to shrink themselves waiting for the approval from the outside, while seeing as a threaten the rest of the girls, as competitors for the attention of men. Boys and girls are undeniably different, but socialization exaggerates the differences and thus it becomes a self-fulfilling process. Beginning from schools, children need to know that they can choose to play football if they are girls; in high schools, teenagers should learn that following the physical appearance is not the key to be successful.

At universities, in the US, there are only 14% of engineers mainly for a matter of expectations and stereotypes towards the STEM field (Science, Technology, Engineering, and Mathematics) that seems not important when appears as a free choice of the female students. At big enterprises, where according to a CNNMoney analysis, only 14.2% of the top five leadership positions at the companies in the S&P 500 are held by women, measures like equal parental leaves are key points to start changing the status quo.

There is an unequal distribution of exercising power that leads to an asymmetry relation between men and women. The position of gender (male or female) is one of the key axes where these power inequalities run through. According again to Luis Bonino (1990), the roots of male domination in Western culture is maintained and perpetuated, among others, because of this reasons:

  • The sexual division of labor, which is still awarded to women domestic space.
  • The social legitimization of women’s right to exercise self-assertive power.
  • The ability and skills that men have to guide the type and content of everyday interactions in terms of their own interests, beliefs and perceptions. Also called ‘scoring power’ that sustains the idea of man as an authority that defines what is right (Saltzman, 1989).
  • The myth of women more suitable to do caring home duties because of the so-called “power of love” (Jonnasdotir, 1993) in which Western culture makes women sort of “natural experts”.

It is common that after noticing the behavior of dominance and predominance of men over women, it remains as something circumstantial, leaving out of the debate something that is behind the social structure. It is also common that when talking about micromachismos, the person that suffers the domination doesn’t notice it, because she is also used to live and behave following these social rules.

It is not a matter of women against men, a matter of “angry feminists” against the rest of the society, it is a matter that affects all us equally, both men and women influencing the way we raise our children and we relate with each other.

Mainly all the legal and therapeutic approaches to end gender violence have focussed exclusively on the more obvious forms of violence. But violence is more than physical action against a person, it is any action that coerces, limits or restricts the freedom and dignity of women. In that sense, multiple practices of subtle violence and male domination in daily life get ignored in a process that legitimates them. Making them visible is the first step to neutralize these practices and start changing the model of relations between women and men.

Some micro-machismos are conscious, but most of them are done with the “innocence” of the unconscious habit. By behaving according to them, men internally reaffirm their “masculine identity”, an identity constructed on the belief of superiority.

Women get sexualized and objectified even before they realize what it means, before they can raise awareness on the oppression they are victims of. They internalize that somehow, they are smaller, weaker, so as such, they can feel minimize if men decide to overpower them. It is basic and capital to raise our voices together, to don’t shrug off the complaining and to accept that women daily experiences are more challenging than those that men experienced.

Let’s just accept that an implicit subtle violence actually exists against them, and that is not just fundamental to revert it, it is also possible to make it happen.

¿Qué es DiEM25? Conoce el movimiento impulsado por Yanis Varoufakis

“De todas sus preocupaciones por la competitividad global, los movimientos migratorios y el terrorismo, solo hay una perspectiva que realmente aterra a los poderes de Europa: ¡la democracia!”.

Así comienza el manifiesto de DiEM25, el documento traducido a once lenguas que busca detallar cómo conseguir el objetivo central del movimiento presentado por Yanis Varoufakis, ex ministro de finanzas griego, el pasado 9 de febrero en Berlín.

Hasta el momento el movimiento cuenta con el apoyo de más de 17.000 miembros en 56 países, entre ellos Kean Loach o Julian Assange.

¿De dónde surge?

El principal impulsor del movimiento DiEM25, Yanis Varoufakis, durante su visita al ayuntamiento de Barcelona, octubre de 2015 [Foto: Marc Lozano vía Flickr].


DiEM25 se presenta como el espacio abierto en el que todos los ciudadanos y ciudadanas pueden acudir a debatir y encontrar respuesta a problemas reales; de hecho, el objetivo de Yanis Varoufakis, el hombre que pone cara al movimiento, es apelar a todas aquellas y aquellos que no se interesan por la política, a todos aquellos y aquellas “que ven los programas de la tele de noche para olvidar que al día siguiente tienen que seguir buscando trabajo”. Desde el inicio, Varoufakis ha señalado la importancia de las personas, movimientos y asociaciones, que a partir de ese 9 de febrero de 2016 empiecen a unirse a DiEM25.

El espacio que propone DiEM25, en el que se pretende buscar y desarrollar soluciones a problemas transnacionales, parte del principio de que los estados, actuando a nivel individual, no pueden influir ni actuar en el actual proceso de toma de decisiones del espacio europeo. Es por ello que desde el momento de su presentación, DiEM25 quiere proponer una tercera alternativa a la falsa dicotomía entre status quo o vuelta al Estado-nación.

¿En qué consiste el movimiento y qué busca?

One simple, yet radical idea: to democratize Europe.” El primer e imprescindible objetivo del movimiento es democratizar Europa. Las siglas de DiEM25 responden a Democracy in Europe Movement 2025. El año 2025 es el plazo que se da, desde el movimiento, para hacer posible la democratización del continente.

Imagen de la sede del Banco Central Europeo, símbolo de los poderes financieros que han secuestrado la democracia europea y que DiEM25 pretende combatir [Foto: Photo RNV.org vía Flickr].

La noche del lanzamiento del movimiento, Varoufakis dijo que DiEM25 debería “sacudir Europa suavemente, con compasión, pero con firmeza”. Europa se democratizará, o se desintegrará, y lo hará bastante rápido”.  Según el ex ministro griego, Europa vive una versión posmoderna de la década de 1930 que desde el inicio de la crisis económica ha llevado a perpetuar medidas de austeridad fallidas.

El próximo 23 de marzo, Yanis Varoufakis viajará a Roma para presentar DiEM25 en Italia y lanzar la primera campaña oficial del movimiento: “¡Transparencia en Europa Ahora!”. Con esta primera campaña, el movimiento aspira a exigir a todos los niveles de la UE una toma de decisiones expuesta a la mirada de los ciudadanos europeos.

En un evento organizado por DiEM25 y European Alternatives, una ONG europea con sedes en Italia, Francia y Alemania, Yanis Varoufakis comenzará a trazar el camino hacia una Unión Europea más justa y democrática.

European Alternatives lleva desde 2006 trabajando a nivel transnacional con el objetivo de promover y defender una Europa más democrática e igualitaria,  más allá del Estado-nación:

“Creemos que los actuales desafíos políticos, culturales y sociales más urgentes de nuestro tiempo ya no pueden ser comprendidos o tratados a nivel nacional. Al mismo tiempo, las actuales formas tecnocráticas de gobierno europeo  no son ni democráticas ni justas. Las nuevas formas de colectividad transnacional deben ser promovidas y entendidas para dar a los ciudadanos el control democrático sobre su futuro.”

European Alternatives organizó su primer evento en favor de una democratización radical de la UE hace 9 años, en el 50º aniversario del Tratado de Roma. Ahora, cuando en Europa la crisis económica se ve agravada por una crisis de solidaridad con los refugiados, ha sido la propia ONG la que ha invitado a Roma a DiEM25 para comenzar a trazar conjuntamente esa hoja de ruta que, desde DiEM, se plantea para los próximos 9 años. Desde principios de marzo, European Alternatives ha organizado asambleas participativas abiertas para los diferentes grupos locales, ONG’s y activistas que desde hace años trabajan para conseguir una democracia mejor.

El objetivo es alcanzar o al menos caminar hacia esa sociedad más democrática, justa y equitativa que hoy puede parecer imposible en la actual Unión. “Las políticas de austeridad en Europa tienen muchos detractores, pero la creación de una democracia transnacional es la esencial de cualquier alternativa que se quiera plantear como real.”

Estas ideas continuarán debatiéndose durante el evento del 23 por la noche, donde se discutirá en torno a los conceptos de democracia, migración, transparencia, ecología y economía. El evento será retransmitido a través de streaming, con interpretación simultánea en inglés e italiano, garantizando la accesibilidad al evento para cualquier persona que no esté presente en el mismo.

¿Quién está involucrado y cómo se relaciona con otros movimientos?

Entre los firmantes del manifiesto se encuentran nombres como Brian Eno, Eduard Chmelár, Ken Loach, Renata Avila, Julian Assange, Brian Eno, Toni Negri, o Slavoj Zizek.

Julian Assange, una de las personas más reconocidas entre los firmantes del manifiesto de DiEM25 [Foto: Espen Moe vía WikimediaCommons].

Pero si DiEM25 quiere ser más que un partido o una organización y llegar a convertirse en un movimiento que aúne a todos los demócratas europeos, el reto será integrar a todos aquellos grupos, asociaciones y movimientos ya existentes que durante años han trabajado para construir una Europa más justa. Esta primera asamblea abierta, organizada junto a European Alternatives, puede significar un primer paso para ello. El contenido de la asamblea se está elaborando con la participación de varias decenas de agrupaciones y movimientos políticos activos en Roma. Son movimientos sin relación directa con DiEM25, que han sido invitados por los organizadores para intentar dar un contenido práctico y basado en la experiencia al marco mediático que DiEM25 ofrece.

La retórica del movimiento hace referencias continuas a la necesidad de actuar de inmediato:¡carpe diem! es el saludo con el que firmantes y adscritos cierran sus mensajes.

Desde los nuevos movimientos políticos cada vez son más los que valoran la importancia de aumentar el consenso en torno a un discurso alternativo al status quo, tanto político como social.

Queda por ver si DiEM25 es capaz no solo de convocar a aquellos que ya escuchaban anteriormente, sino de incluir a todos aquellos que aun no ven lo que está pasando.

¿En qué consiste el municipalismo y por qué gana peso en la política española?

[ Artículo también publicado aquí ]

Cuando en las elecciones del pasado 24 de mayo de 2015, los dos principales partidos que han gobernado España desde la transición a la democracia, perdieron cerca de 3 millones de votos y más de 4000 concejales, el país entendió los resultados como prueba de que el bipartidismo tradicional español empezaba a desaparecer. Fue en esas elecciones municipales de mayo cuando la plataforma ciudadana Levantemos El Puerto obtuvo más de 5.000 votos en una ciudad de 90.000 habitantes. Fue también en esas elecciones cuando se mostraba en las urnas que el bipartidismo español empezaba a retroceder hasta en sus feudos más inquebrantables. Estos resultados hacían posible poner fin a ocho años de gobierno del Partido Popular a través de un pacto de gobierno entre PSOE, Levantemos e IU.

A parte del caso de la plataforma Levantemos El Puerto, en el ámbito nacional y tras las elecciones generales del pasado 20 de diciembre, son dos los partidos emergentes que han irrumpido en el espectro político, Ciudadanos y Podemos. En contra de las expectativas, los resultados de Ciudadanos en las elecciones generales han sido más moderados, obteniendo 40 diputados y quedando como cuarta fuerza política muy por detrás de Podemos. Por su parte, el partido de Pablo Iglesias obtuvo 69 diputados y más de 5 millones de votos en toda en España. La prensa internacional dedicó espacios importantes al 20D, destacando especialmente la pérdida de mayoría absoluta del Partido Popular, la dificultad de formar gobierno para el partido más votado, y la irrupción de los nuevos partidos.

La Puerta del Sol, en Madrid, durante el acto de Podemos conocido como “La Marcha del Cambio” [Foto: Discasto vía WikimediaCommons].

Pero, a parte de los logros que hayan podido o puedan conseguir ambos partidos, hay que destacar el movimiento que se está produciendo entre los diferentes actores políticos a nivel nacional pero especialmente municipal. ¿Por qué? No solo porque los llamados “nuevos partidos” llevan más meses gobernando en algunas de las ciudades más importantes de España, también porque desde las plataformas ciudadanas se confía en que para cambiar la forma de hacer política es importante trabajar desde abajo hacia arriba, desde la gente hacia las instituciones. El municipalismo, como sistema de organización político-social derivado de las corrientes libertarias, tiende a reivindicar la autonomía administrativa local y a reclamar la gestión de lo político, económico y social en términos municipales.

¿Qué es el municipalismo?

El municipalismo es una idea de organización política basada en instituciones asamblearias de carácter vecinal que, practicando la democracia directa, se organizarían en un sistema de municipios o comunas libres como alternativa al Estado centralizado.

En España, el municipalismo tiene sus orígenes políticos en el siglo XIX y en la tradición republicana y anarquista. Fueron políticos como Pi i Margall, presidente de la Primera República, o Fernando Garrido, quienes aportaron a la política española esta forma de gobierno ligada a la participación ciudadana. Pi i Margall elaboró la teoría de la descentralización federal con el objetivo de incluir a todos los estratos sociales. En La apuesta municipalista, documento elaborado en 2014 por elObservatorio Metropolitano, se explica en detalle el desarrollo histórico del federalismo en España, y la descentralización territorial y de la administración democrática, en un proceso coordinado por Pi i Margall y destinado a “unir en la diversidad”. Pi y Margall elaboró la teoría de la descentralización federal con el propósito de que abarcara todos los ámbitos sociales. El federalismo no era sólo descentralización territorial y de la administración democrática; para Pi y Margall la autonomía surgía de un pacto dirigido a “unir en la diversidad”.

“Quien pensase que este pacto debía ser definido por entidades preexistentes como una autoridad, el derecho, el territorio, una frontera, una raza o una lengua se equivocaba. Este punto fue uno de los que le llevaron a sostener fuertes discusiones con el primer «federalismo nacionalista» catalán que impulsara su compañero Valentín Almirall. El pacto federal era para Pi y Margall, quien seguía a Proudhon, un pacto bilateral y recíproco; en otras palabras, un pacto basado en la igualdad de trato, el reparto y la equidad recíprocas. Pero, si las células básicas de relación federalista no eran países, naciones o estados ¿que eran entonces? Pi y Margall tuvo la audacia de plantear las posibles bases del pacto federal sobre los sistemas de aprovechamiento comunal, donde la organización social excedía tanto al poder local como al sistema de propiedad privada. El pacto comunal funcionaba por un acuerdo colectivo de gestión de los intereses comunes. Las bases de estos acuerdos no eran de inspiración nacionalista, esto es, arraigadas en las tradiciones, la raza, la lengua o determinantes culturales, sino que se asentaban sobre un pacto político coyuntural en el que sólo en un segundo orden se acoplaban factores territoriales y de usos y costumbres (comunales). Pi y Margall no exploró las consecuencias de estas ideas, pero abrió el camino para que su mejor epígono, el movimiento libertario, fundase un modelo federalista con una radicalidad social y democrática que el federalismo apenas intuyó.” Observatorio Metropoli (29:2014)

El municipalismo en el siglo XXI

Mujeres de las YPG y el PKK sosteniendo una pintura de Abdullah Öcalan, cuyas ideas sobre el municipalismo libertario han ayudado a inspirar la Revolución de Rojava, Kurdistán Sirio [Foto: Kurdishstruggle vía WikimediaCommons].

El historiador y activista Murrat Bookchin redefinió el concepto adaptándolo al contexto capitalista actual. Basó dicha redefinición en la recuperación de las asambleas populares y la democracia directa a nivel municipal, de vecindad y de barrio. Para evitar que ello conduzca a un provincianismo en las ciudades, proponía un “confederalismo cívico”, demandando también una economía municipalizada en oposición al sistema capitalista, pero también al marxista. La estructura del confederalismo cívico se basa en una red de consejos de administración cuyos miembros son elegidos por las asambleas populares de la democracia ‘cara a cara’. Los miembros de estos consejos tienen unos mandatos revocables y son directa e inmediatamente responsables de las asambleas que los eligieron con el único propósito de coordinar y administrar la política formulada desde la propia asamblea. Por lo tanto, tienen una función  puramente práctica y administrativa, y no solo política como en la asignada a los concejales y diputados del sistema democrático representativo.

El actual movimiento kurdo, relacionado con el Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), está intentando construir una sociedad civil bajo principios del municipalismo libertario. Abdullah Öcalan, fundador y líder del PKK, el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (catalogado como una organización terrorista por librar una guerra violenta de liberación nacional contra Turquía) adoptó una forma de socialismo libertario que pocos anarquistas conocían: el municipalismo libertario de Bookchin.

¿Qué pasa hoy en España?

Después del 20D queda abierto el contexto en el que fraguarán o no las propuestas de las organizaciones municipalistas, como Levantemos El Puerto, que siguen buscando introducir en política mecanismos de participación más directos que los que existen en la política tradicional. En las elecciones municipales de mayo, la Candidatura de Unidad Popular (CUP) en Cataluña presentó 163 candidaturas frente a las 72 con las que concurrió en 2011, aumentando las listas en más del doble.

Imagen de una asamblea de la CUP, partido cuyo funcionamiento tiene una gran base municipalista y asamblearia [Fotografía vía www.anticapitalistes.net].


Actualmente, las candidaturas de la CUP asumen a nivel municipal los principios derivados del Proceso de Vinaroz (el proceso político independentista de los llamados Países Catalanes celebrado en Vinaroz en el 2000), siendo la rama municipalista de la izquierda independentista catalana. Con un carácter asambleario y defensora de posturas independentistas y ecologistas, su programa ha sido encuadrado dentro del republicanismo y el anticapitalismo. Defienden la salida de una hipotética Cataluña independiente tanto de la Unión Europea como de la OTAN y buscan la nacionalización de las entidades financieras. En las pasadas elecciones catalanas obtuvieron un total de 10 escaños con 336.375 votos.

En el último episodio de TalkReal, el canal de videos de Youtube de European Alternatives, se discutía sobre cómo ha evolucionado durante sus meses en el gobierno la candidatura municipal de Ahora Madrid. Como se explica en el episodio, el programa electoral fue elaborado incluyendo parte de las demandas y sugerencias de los ciudadanos, quienes además establecieron qué medidas debían tener prioridad. Abajo puedes ver el programa en italiano con subtítulos en castellano. Haz click aquí para ver la versión inglesa.

Celia Mayer, consejera de Cultura de Madrid, explica que Ahora Madrid trata de construir una alternativa forma de hacer política gracias al proceso que habían comenzado los movimientos sociales desde el 15M.

Por un lado se han dado los movimientos municipalistas, aquellos que se han producido en las plazas de toda España como Madrid, Barcelona, Santiago, Cádiz y tantas otras; y por otro lado, después de las elecciones europeas con Podemos que supuso un desafío nacional a la forma tradicional de hacer política. En la experiencia municipal encontramos un ADN particular que solo se explica en ese proceso de experiencia social acumulada durante estos últimos años.”

En España los ciudadanos demandan nuevas formas de hacer política, al ser la corrupción una de las principales preocupaciones de los españoles. Esta demanda puede significar la propuesta de diferentes modelos con los que redistribuir el poder y reestructurar las instituciones de nuestro modelo representativo. La democracia participativa permite una mayor implicación de los ciudadanos en los procesos de deliberación política aumentando el escrutinio público sobre los líderes. Así, el proceso de exigir responsabilidades a los dirigentes, vendría integrado de forma orgánica dentro de la propia estructura democrática.

Al mismo tiempo, dentro de ese mismo proceso, se complica la canalización de demandas de los ciudadanos destacando en mayor o menor medida las diferentes demandas de cada ciudadano y ciudadana, quienes además no tienen la misma disponibilidad que los cargos públicos.

microMachismi

Also published here

 

Cosa sono i micromachismi? Perché in Italia non se ne parla? Quando la discriminazione va oltre salari e abusi.

 

Non è facile trovare informazioni in lingua italiana su quelli che nei paesi di lingua latina vengono chiamati “micromachismi”. Il termine micromachismi, usato per la prima volta dallo psicoterapeuta Luis Bonino negli anni novanta, indica tutte quelle forme di discriminazione di genere che vanno oltre la disuguaglianza salariale e gli abusi. Tutte le donne in Italia ne hanno esperienza, perché si tratta di comportamenti normalmente accettati, e raramente criticati. Questo video, realizzato da Marta Cillero con la collaborazione di Anushay Hossain, ha lo scopo di rendere visibile questa realtà in Italia, un paese ancora caratterizzato da una forte marcatura dei ruoli di genere nella vita quotidiana.

De la representación de las mujeres en política: ¿funciona el sistema de cuotas?

Also published here

Las cuotas de género son la incorporación paritaria de ambos sexos a las principales instituciones de representación política y los centros de toma de decisión, con el objetivo de garantizar que las mujeres estén representadas, no solo en la teórica, sino también en la práctica.

Con el sistema de cuotas la representación en cargos se constituye a partir de un número o porcentaje determinado de miembros mujeres y hombres, con el fin de promover un cambio cuantitativo primero y cualitativo después, en el proceso de toma de decisiones, en las relaciones de poder y de género.

La tendencia es explicar los sistemas de cuotas como un método para seleccionar a mujeres que ocupen altos cargos en grandes empresas e instituciones gubernamentales, para frenar la marginación de la mitad de la población en la toma de decisiones. Sin embargo, las cuotas también se pueden entender a la inversa, es decir, como un sistema para reducir la excesiva presencia de hombres en cargos públicos. En este sentido, suele suscitar polémica el hecho de establecer cuotas alrededor del 40% de mujeres mientras no existe un debate sobre el 75% y el 100% de representación de hombres en los centros de poder.

No fue hasta principios de los años 90 que se difundieron las primeras estadísticas sobre la situación de la mujer en cuanto a representación política se refería; ésta fue una buena forma de visibilizar una realidad que hasta entonces, no se había entendido como un problema.

Mujeres en política

En agosto de 2015, UN WOMEN, hacía públicos los siguientes porcentajes sobre la presencia de mujeres en los parlamentos del mundo:

Tabla: Mapamundi de la presencia de mujeres en gobiernos y parlamentos / UN Women

Los países nórdicos tienen los porcentajes más altos de representación política de mujeres en el mundo. Allí fue dónde comenzaron a aplicarse los sistemas de cuotas por primera vez como paso indispensable para llegar a la actual idea de paridad de representación, con un 50% de hombres 50% de mujeres en los parlamentos nacionales.

Por ejemplo en Noruega, sobre un total de 169 parlamentarios, 67 son mujeres (el 40%). EnDinamarca, de los 179, 70 son mujeres (el 39%), y en Suecia, con 349 parlamentarios, el 44% son mujeres. Sin embargo, no todos los países nórdicos aplican el mismo sistema de cuotas. Noruega y Suecia aplican el Voluntary Political Party Quotas mientras que en Dinamarca, este sistema no está regulado por legislación.

Diferentes sistemas de cuotas: ¿cómo funciona cada uno?

Existen diferentes sistemas de cuotas en el mundo. Se tiende a distinguir entre tres tipos:

  • Escaños reservados: regulan el número de mujeres elegidas. Establece que un determinado porcentaje o número entre los elegidos deben ser mujeres.
  • Cuotas legales por candidatos (constitucional o legislativo): establecen un porcentaje mínimo de mujeres en las listas de candidatos. La regulación puede venir dada por la ley electoral, como sucede en muchas partes de América Latina, Bélgica o Francia; por establecimiento constitucional, como ocurre en Nepal, Filipinas o Uganda; o bien pueden ser decididas voluntariamente por los propios grupos políticos.
  • Cuotas voluntarias establecidas por el propio grupo político.

Las cuotas se pueden aplicar como una medida temporal, es decir, hasta que no haya dificultades en el acceso de las mujeres a la política; o mantenerse de forma indefinida. También se pueden introducir a cualquier nivel del sistema político, es decir, a nivel federal o regional, nacional, local o municipal.

Infografía: Presencia de mujeres en los parlamentos / UN Women

La efectividad de la aplicación de las cuotas de género se valora de manera cuantitativa según número y ratio mujeres/hombres, pero también, desde el plano cualitativo, puesto que conseguir que un sistema de cuotas cumpla con su objetivo, depende en gran medida de su proceso de aplicación. Los resultados en términos cualitativos tienen en cuenta también otros factores como: indicadores que muestren un mayor empoderamiento de la mujer a nivel nacional, el aumento de mujeres en los consejos de administración de grandes empresas o en puestos claves a nivel gubernamental o judicial, y un aumento de las políticas públicas que incorporen una perspectiva de género o lidien con problemáticas que afectan mayormente a las mujeres.

¿Qué pasa en España?

En 2007 el Gobierno español garantizó la representación igualitaria de ambos sexos en las instituciones públicas, estableciendo que las candidaturas tendrían que estar formadas por un mínimo del 40% y un máximo del 60% aplicable tanto a hombres como a mujeres. Ese mismo año se aprobó la Ley de Igualdad, la cual pretendía “hacer efectivo el principio de igualdad de trato y de oportunidades” según dictó la sentencia del Tribunal Constitucional tras el recurso de inconstitucionalidad presentado por el Partido Popular, que consideraba que la medida suponía una “restricción de la libre actividad de los partidos políticos en la formación de candidaturas para las elecciones afectadas en su ámbito.

Actualmente en España se aplica la cuota voluntaria dentro de los partidos políticos. De los 350 diputados, 126 son mujeres (36%). Según se recoge en la ley electoral (artículo 44 bis) las candidaturas que se presenten a elecciones deberán tener una composición equilibrada de mujeres y hombres, de forma que en el conjunto de la lista los candidatos de cada uno de los sexos supongan como mínimo el 40%. El gobierno que se forme tras las elecciones generales del próximo 20 de diciembre podrá servir de ejemplo para valorar el impacto de las medidas incorporadas en términos de paridad, y para saber si estamos en el camino hacia una verdadera igualdad práctica entre hombres y mujeres dentro de la sociedad española.

Infografía: Datos elecciones del 2011 "Ni una diputada más" / El País

El debate: argumentos en contra

El sistema de cuotas sigue generando a día de hoy, mucha polémica. Aquellos que se oponenargumentan que se trata de una medida antidemocrática porque impide al electorado decidir libremente a sus representantes. También consideran que las cuotas violan el principio de igualdad de oportunidades ya que implican una discriminación positiva que favorece a las mujeres y perjudica a los hombres. En contra de las cuotas también se argumenta que minan la calidad de los gobernantes al dar más peso al género del representante, que a sus méritos para ocupar ese puesto.

El debate: argumentos a favor

Por su parte, los partidarios del sistema de cuotas defienden que la ausencia de este mecanismo implica una mayor desigualdad en el acceso de las mujeres a la representación política o la toma de decisiones. Los defensores de las cuotas también argumentan que éstas corrigen la discriminación al compensar las barreras sociales existentes que no permiten a las mujeres recibir un porcentaje de representación justa. Es decir, por el funcionamiento de la sociedad española y como ocurre en otros puestos de trabajo, el salario de base y las oportunidades de acceso al mercado laboral son aparentemente las mismas. Sin embargo, la realidad es que se tiende a recelar de contratar o promocionar a una mujer válida frente a un hombre igualmente válido por la alta probabilidad relativa de que en algún momento de su carrera profesional pueda quedarse embarazada.

Cuando se critica que las cuotas minan la calidad de los representantes al dar prioridad al género antes que a las cualidades de la persona, los defensores del sistema de cuotas responden que las mujeres están tan cualificadas como los hombres, pero que en la práctica sus cualidades tienden a quedar minimizadas dentro de esa estructura tradicional de poder patriarcal.

¿Cómo influye la crisis en Europa en la brecha salarial de género?

Also Published here

La igualdad de retribución entre hombres y mujeres para un mismo trabajo es uno de los principios fundadores de la Unión Europea, integrada en sus Tratados desde 1957. Este principio de igualdad de retribución está consagrado en el artículo artículo 157 (antiguo artículo 141) del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE) (“Cada Estado miembro garantizará la aplicación del principio de igualdad de retribución entre trabajadores y trabajadoras para un mismo trabajo o para un trabajo de igual valor”). En la UE, la brecha salarial de género se define comola diferencia relativa en los ingresos brutos por hora promedio de mujeres y hombres dentro de la economía en su conjunto”.

Según la teoría del capital humano, en un mercado competitivo la remuneración del factor trabajo viene determinada exclusivamente por su productividad marginal (Becker, 1964). De esta forma, dos trabajadores con idénticas características productivas pero de distinto sexo, deberían percibir una misma retribución salarial. Pero, ¿por qué esto no se cumple en la práctica?

Sascha Kohlmann. Trabajador de la construcción / Creative Commons

La Unión Europea revela que hay una serie de factores interrelacionados que explican el mantenimiento de la brecha salarial entre hombres y mujeres a pesar de los notables avances:

  • Infravaloración del trabajo de las mujeres: los trabajos que requieren habilidades similares, calificaciones o experiencia tienden a ser mal pagados e infravalorados cuando están dominados por mujeres más que por hombres. Por ejemplo, los cajeros (principalmente mujeres) en un supermercado por lo general ganan menos que los empleados (principalmente varones) que participan en los estantes de apilamiento y otras tareas más físicas.
  • Segregación en el mercado laboral: las mujeres a menudo trabajan en sectores donde su trabajo es de menor valor e inferior paga que los dominados por los hombres (por ejemplo, en la salud, la educación y la administración pública). Cuando nos fijamos en el sector de la salud, el 80% de los que trabajan en este sector dentro de la UE son mujeres. Por otra parte, las mujeres se emplean frecuentemente como auxiliares administrativos, dependientes de comercio, o trabajadores calificados, mientras que sólo alrededor del 17% de los consejeros de las empresas de la UE que cotizan en bolsa en la UE, en torno al 4% de los presidentes de las juntas, y un tercio de los científicos e ingenieros son mujeres.
  • Estereotipos: la segregación está frecuentemente ligada a las tradiciones y estereotipos. Mientras que en algunos casos esto puede reflejar las opciones personales, las tradiciones y los estereotipos pueden influir en las mismas, por ejemplo, la elección de las vías educativas y, en consecuencia, las carreras profesionales que las niñas y las mujeres hacen.
  • Compaginar la vida privada y vida laboral: las mujeres experimentan mayores dificultades que los hombres cuando se trata de equilibrar el trabajo y la vida privada. El cuidado de la familia, la atención y las responsabilidades domésticas todavía no están igualmente compartidas. Muchas más mujeres que hombres optan por tomar un permiso parental. Este hecho, unido a la falta de instalaciones para el cuidado de los hijos y el cuidado de personas mayores, significa que las mujeres se ven obligadas a salir del mercado laboral: solamente el 65,8% de las mujeres con niños pequeños en la UE están trabajando, en comparación con el 89,1% de los hombres. En consecuencia, las mujeres tienen más interrupciones en sus carreras o trabajan menos horas que los hombres. Esto tiene un impacto negativo en su desarrollo y promoción de su carrera profesional, lo cual se traduce en menores retribuciones económicas.

¿Qué ha pasado en los países más ricos?

Los ciclos económicos afectan de forma diferente la variación de los salarios entre hombres y mujeres. Esto se debe principalmente a la estructura del mercado laboral y a la segregación por sexos en los puestos de trabajo. Así, según qué ocupaciones se vean más afectadas por cada crisis económica, el impacto en el mercado laboral también influye directamente o en los sectores de mayoría masculina o en los de mayoría femenina.

La brecha de género en los mercados laborales de las primeras economías europeas presenta diferentes patrones entre países y años, no solo en los salarios, también en la participación en el mercado: en la última década, la participación de hombres y mujeres en el mercado laboral mostró diferentes tendencias al observarse una reducción en la ocupación de los hombres y un aumento en la de las mujeres.

Por ejemplo, en el caso de España, hasta 2010 la diferencia entre hombres y mujeres se redujo drásticamente hasta situarse por debajo de la media de la zona euro. Este descenso vino condicionado más por la destrucción de empleo que se produjo en los sectores de construcción e industria (con mayoría de hombres trabajadores) que con el aumento en la retribución salarial de las mujeres.

mapa europa

En comparación con 2008, año en que se inició la crisis económica, la brecha salarial de género se redujo en 2013 en la mayoría de los Estados miembros de la UE pasando del 17,3% al 16,4%,según datos publicados por Eurostat.

Pero la brecha salarial sigue existiendo y en nueve Estados miembros ésta ha aumentado. Los aumentos más significativos se produjeron en Portugal (un aumento de 3,8 puntos porcentuales), España (3,2 pp), Letonia (2,6 pp), Italia (2,4 pp) y Estonia (2,3 pp).

Por su parte, en las principales economías europeas se observan ligeros descensos en la brecha: Reino Unido y Francia disminuyen en   -1,7pp pasando del 21,4% al 19,7% y del 16,9% al 15,2%, respectivamente. Alemania pasó del 22,8%  al  21,6% (-1,2pp).

Italia y España amplían la brecha salarial entre hombres y mujeres durante la crisis

Por noveno año consecutivo, el Foro Económico Mundial cuantifica la magnitud de las desigualdades basadas en el sexo, y realiza un seguimiento de su evolución en el tiempo a través de la publicación del Global Gender Gap Report. El objetivo de este informe es medir las diferencias relativas entre mujeres y hombres a través de cuatro áreas fundamentales: salud, educación, economía y política.

Según se recoge en el propio documento: “Debido a que las mujeres representan la mitad de la base potencial del talento de un país, su competitividad a largo plazo depende en gran medida de cómo se educa y con qué oportunidades cuentan las mujeres.

La estructura organizativa del Gender Gap Report consta de cuatro subíndices que miden (1) el nivel de educación, (2) salud y nivel de supervivencia, (3) empoderamiento político y (4) participación y oportunidad económica. Dentro de cada apartado, se recogen entre dos y cuatro variables con datos procedentes de diferentes fuentes. Dentro del nivel participación y oportunidad económica, el Foro elabora una encuesta propia para medir la igualdad de salarios entre hombres y mujeres por un trabajo similar. Estos son los resultados que obtuvieron las cinco primeras  economías de la Unión Europea, desde el inicio de la crisis hasta 2014.

alemaniaespañafranciaitaliareinounido

¿Qué medidas está llevando a cabo la UE para cerrar la brecha salarial?

La Estrategia para la igualdad entre mujeres y hombres representa el programa de trabajo de la Comisión Europea en materia de igualdad de género para el período 2010-2015. Una de sus prioridades es “la igual remuneración por igual trabajo y trabajo de igual valor“.

Desde la Comisión también se han promovido otras acciones durante los años de la crisis:

  • Campaña de sensibilización sobre la brecha salarial de género: la Comisión puso en marcha una campaña de información en el año 2009. Esta campaña terminó en marzo de 2012. El objetivo principal de esta campaña fue concienciar a los empleados, los empleadores, los interlocutores sociales y la público en general sobre la existencia de la brecha salarial de género.
  • Equal Pay Day: tras la campaña de sensibilización, se instituyó el Día Europeo de la Igualdad Salarial, el 5 de marzo de 2011 para seguir en la senda de la concienciación.

Estas medidas políticas e instituciones deben ir acompañadas de una importante labor de educación y concienciación por parte de los medios de comunicación y otros sectores de la sociedad para que hombres y mujeres de las principales economías en Europa sean conscientes del problema y no olviden los grandes retos que todavía tienen por delante.

Las seis armas de la ONU para defender la Paz

Also Published here

El argumento que sostiene y defiende las intervenciones de paz en países en conflicto por parte de las Naciones Unidas viene de la idea de seguridad colectiva. ¿Esto qué significa? Simplemente, que una agresión contra un actor en el sistema internacional es una amenaza para el resto de actores, y por tanto, debe combatirse a través de una participación conjunta. La creciente interconexión entre los estados en un escenario integrado, fortalece el principio básico de salvaguardar las generaciones futuras de los estragos de la guerra. La teoría está clara, y los estados miembros de la ONU, defienden el ideal de una paz común.

La intervención de los cascos azules en el terreno es mucho más difícil de aplicar que suscribir las palabras del Capítulo VII de la Carta de las Naciones Unidas, donde se recogen los procedimientos de actuación en caso de amenaza. Para cumplir con el objetivo de protección internacional, los esfuerzos de la ONU se traducen en crear normas contra la violencia, proporcionar un espacio de debate alternativo, o imponer sanciones que reflejen la postura de la comunidad internacional. En teoría, la ONU ha sido la fuerza neutral entre los distintos combatientes, sin embargo, los resultados de cada misión han variado en función del tipo de operación aplicado para cada conflicto.

1. Mantenimiento de paz tradicional (traditional peacekeeping)

Apoyan el establecimiento de paz entre estados mediante la creación de un escenario político apropiado para negociar y promover el diálogo entre los combatientes. Su método se basa en tres ideas que forman la “Santa Trinidad Del Mantenimiento de Paz Tradicional”: consentimiento de intervención, imparcialidad de los mediadores y uso mínimo de la fuerza por parte de los militares. El mayor fracaso de este tipo de intervención tuvo lugar en Chipre, en el año 1964. La UNFICYP fue la operación destinada a controlar la violencia entre las comunidades griega y turca. La misión continúa activa a pesar de que existe un evidente estancamiento en la isla, donde una resolución definitiva no se ha logrado aún a pesar del coste anual que supone (cerca de $50 millones.)

2. Despliegues preventivos (preventive deployment)

A simple vista son los más atractivos. Primero, su principal objetivo es evitar el surgimiento de amenazas y violencia entre los civiles. Suponen que es más barato prevenir la aparición de violencia en el terreno, que intervenir cuando el daño esté descontrolado. Además defiende el principio moral de proteger a aquellos estados con estructuras inestables o debilitadas por el conflicto en los que el gobierno local no puede proporcionar ayuda a sus ciudadanos. A pesar de haber ofrecido resultados muy favorables, los despliegues preventivos han sido muy escasos en la historia de la ONU: Macedonia es uno ellos. UNPREDEP comenzó en 1995 para prevenir el estallido de una crisis durante la guerra en Yugoslavia y conducir una transición política pacífica ¿Dónde está el problema? Los despliegues preventivos dependen mucho más de la financiación por parte países con intereses en la zona. Estados Unidos y países Escandinavos apoyaron UNPREDEP para frenar el comunismo. Se requiere el consentimiento de la autoridad del estado receptor para intervenir, pero es muy complicado establecer límites de soberanía y poder de decisión.

 3. Imposiciones de paz (peace enforcement)

El tipo de intervención más cercano a la idea de seguridad colectiva. El fin es la paz y la paz justifica los medios. Considera más importante la protección (o imposición) de paz que obtener el consentimiento de líderes locales, llegando incluso a desafiar algunos de los puntos básicos del mantenimiento de paz tradicional, como el uso mínimo de la fuerza o la imparcialidad de las fuerzas internacionales. Los fracasos en los resultados de este tipo de operación vienen de su filosofía de imponer la paz por todos los medios, a veces sin valorar los orígenes del conflicto en que se opera, la cultura o valores de la población local, o posibles repuntes de violencia al finalizar la intervención militar.

4. Operaciones de transición (transitional operations)

Tienen dos variantes: asistencia o administración de transición a la paz. Asistencia impulsa el paso de la guerra a la paz después de que las partes hayan llegado a una solución política. En el caso de la administración de la transición, además de mantener la paz y proteger a los civiles, los militares tienen autoridad para hacer cumplir la ley. Se consideran las operaciones más exitosas de la ONU, como ilustra el caso de GANUPT en Namibia para supervisar la paz durante las elecciones en 1990. Sin embargo, su triunfo es relativo, porque todas las operaciones de transición tienen lugar en un entorno seguro más propenso al éxito de un diálogo político, después de que un acuerdo político se ha establecido sin intervención internacional.

5. Operaciones de apoyo a la paz (peace support operations)

Combinanun despliegue de fuerza militar con una importante implicación con la población civil.Su atractivo viene de su intención de garantizar la seguridad en las calles y desarmar activamente a los beligerantes; su debilidad, del estrecho vínculo de estas operaciones con valores occidentales. Algunos autores han criticado estas operaciones por intentar promover muy activamente valores económicos liberales sin tener en cuenta la tradición autóctona. La ISAF es la operación de apoyo a la paz establecida en Afganistán desde el año 2001. Su principal problema es que propone establecer una serie de estructuras e instituciones inalcanzables, debido a la brecha ideológica entre las diferentes autoridades presentes en el terreno.

6. “Ampliomantenimiento de paz (wider peacekeeping)

Se fundamentan en la base del mantenimiento de paz tradicional, con la variante de que secentra en la “nueva generación de guerras (terrorismo o guerras civiles.) El concepto de “amplio” hace referencia a la diversidad de las funciones que llevan a cabo los militares: separar y desarmar a los beligerantes, supervisar elecciones, entregar ayuda humanitaria, protección y libertad de movimiento para los civiles, y seguimiento del alto al fuego. Este tipo de operaciones estáensombrecido por el caso más significante en los últimos años: UNAMIR para Rwanda entre 1993 y 1994. El problema de esta intervención vino desde el momento de su concepción: se planteó sin la sólida organización requerida que garantizara los medios y la autoridad para detener la violencia. El fracaso de la operación en Rwanda no vino de las bases teóricas del “amplio mantenimiento de paz”, sino de la falta de organización por parte de los dirigentes de la ONU. El flagrante fracaso de esta operación ha llevado a investigar posibles falta de profesionalidad o implicación para mejorar futuras misiones internacionales de paz.

UN_Soldiers_in_Eritrea

Entonces, ¿qué rol debe tomar la ONU?

La intervención de la ONU en conflictos armados no ha cesado desde el final de la Guerra Fría aunque, a veces, haya resultado desastrosa. El único beneficio que se puede obtener de las misiones fallidas es la enseñanza para mejorar futuras intervenciones. La comunidad internacional tiene una responsabilidad de actuación por la defensa de civiles en casos de violación de derechos humanos. No existe la fórmula para determinar el tipo de operación más efectiva. La decisión de efectuar una u otra depende de factores como el nivel de desarrollo económico y social, el tipo de conflicto, origen, desarrollo, gobierno autóctono, estructura social o el número de víctimas. Estas variables deben analizarse caso por caso, país por país, aprendiendo de errores en otras operaciones, estableciendo objetivos, y mirando hacia un futuro en el que, la unión de fuerzas internacionales para la seguridad colectiva cada vez va a ser más frecuente.